martes, 16 de abril de 2013

Festival de 4º de Primaria


FESTIVAL FIN DE CURSO 4º DE PRIMARIA

 

NARRADOR/A: Bienvenidos a nuestro festival de final de curso del grupo de 4º de Primaria.

NARRADOR/A: Por favor, apaguen sus teléfonos móviles y mantengan el silencio durante toda la actuación. No os preocupéis, veréis todos a vuestros hijos.

NARRADOR/A: Esperamos que disfruten de nuestra actuación (aplausos).

 

NARRADOR/A: Era una noche fría de otoño, cuando, después de jugar durante un rato en el campo, Victor Manuel se empezó a encontrar mal.

NARRADOR/A: Sus padres le mandaron rápidamente a la cama después de tomar un tazón de caldo de pollo y un par de cucharadas de jarabe.

PADRE: Hijo, venga, vete a la cama que tienes que descansar.

VICTOR MANUEL: Ahora mismo voy papá, me voy a lavar los dientes y me voy directo.

MADRE: Te he metido una bolsa de agua caliente en la cama para que estés calentito.

VICTOR MANUEL: Gracias mamá, pero creo que tengo fiebre porque tengo mucho calor.

(Victor Manuel se mete en la cama mientras sus padres le arropan).

SARAMPIÓN (Miguel Aranda, 4ºA)

Jesús, ¡qué calor! Tengo sarampión.

Saco una manita, saco una orejita, saco la cabeza, mi madre me tapa…

Señor, ¡qué pereza!, ¡que sed de sifón! Tengo un sarampión.

Y son mis mejillas – dice la abuelita- dos rojas llamitas.

Ha venido serio el señor doctor, y me van a dar agua de limón.

NARRADOR/A: Pronto empezó a quedarse dormido pensando en su cuento favorito, uno de piratas en el que él era un capitán de un navío, mientras sus padres le recitaban una hermosa poesía.

DUÉRMETE YA (Alejandro y Raquel, 4ºB)

Llegó la noche, la luna de plata brillando está;

 ningún rumor te importuna: tu madre mece tu cuna; duérmete ya…

¿ves como cada vidriera iluminando se va?

Ni un alma cruza la acera; todo es misterioso afuera; duérmete ya…

El jardín, de tan sombrío y quieto, pavor me da.

Las ramas tiemblan de frío; cierra los ojos, bien mío; duérmete ya….

Si duermes pronto, mi dueño, tu ángel guardián te traerá un ensueño tan risueño

que será el más lindo ensueño que un niño soñado ha.

Duérmete pronto, mi dueño, duérmete ya…

NARRADOR/A: Una vez se quedó dormido Víctor Manuel, se enfundó en un traje de pirata junto a su tripulación, los cuales, recitaban una hermosa canción.

EL CAPITÁN (Antonio y Sebastián, 4ºB)

Madre, ya tengo mi barco y tengo tripulación: velero de cuatro palos, marineros de cartón.

Mañana por la mañana, cuando se levante el sol, me iré mandando en mi barco, mi brava tripulación.

¡Ay, mi niño, no te vayas, tan pequeñito hasta el mar! Mira que es triste la noche sobre tanta soledad.

-¿y quién velará tu sueño?

-Las estrellas velarán.

-¿Y quién cantará en tu lecho?

-Las sirenas cantarán.

Prepara pronto mi gorra. ¡Mi gorra de capitán!

Que la blusa marinera la abandoné junto al mar.

NARRADOR/A: Como todo capitán, necesita navegar, para ello tiene, un hermoso navío, con el que cruzar los siete mares, para llegar a su destino.

EL BARQUITO DE PAPEL (Irene, 4º A)

Con la mitad de un periódico hice un barco de papel,

en la fuente de mi casa lo hice navegar muy bien.

Mi hermana con su abanico sopla y sopla sobre él.

¡Buen viaje, muy buen viaje, barquichuelo de papel!

VICTOR MANUEL: Estoy exhausto de tanto viajar, pues a mi hermosa dama, quiero conquistar.

¿Dónde estás, hermosa dama? ¡Yo te quiero encontrar! Pues surco los siete mares, para poderte acariciar.

CAROLINA: Aquí estoy, amado mío, no busques más, pues en tu camino, yo me he ido a cruzar.

NARRADOR/A: Con el amor que se dedicaban el uno al otro, parte de la tripulación le dedica a Carolina, una canción.

CAROLINA Y OLÉ (Stephanie, 4ºB)

Me gusta Carolina y olé,

con el pelo cortado y olé,

parece una paloma y olé,

de esas que van volando y olé.

NARRADOR/A: Pero como toda historia que se precie, siempre hay alguien que no quiere que esta pareja continúe unida, por ello, la malvada madre de Carolina, pone todos los impedimentos que puede. Pero antes de todo, conozcamos un poco a dicho personaje.

DOÑA PITU PITURRA (Inés, 4º A)

Doña Pitu Piturra tiene unos guantes; doña Pito Piturra, muy elegantes.

Doña Pito Piturra tiene un sombrero; Doña Pito Piturra con un plumero.

Doña Pitu Piturra tiene un zapato; Doña Pito Piturra, le viene ancho.

Doña Pito Piturra tiene unos guantes; Doña Pito Piturra, le están muy grandes.

Doña Pito Piturra tiene unos guantes; Doña Pito Piturra, lo he dicho antes.

DOÑA PITO PITURRA: Hija mía, ¡cómo se te ocurre salir con este rufián, tramposo y embustero!

CAROLINA: No es así, es un gran capitán de un navío, que surca los siete mares en busca de aventuras.

DOÑA PITO PITURRA: (enfadada) Son unos vulgares ladrones, que surcan los siete mares buscando tesoros robándoselos a gente honrada como yo.

CAROLINA: Está claro que no nos vamos a poner de acuerdo en este  asunto, pero es la persona que he decidido para mí, y a la que le doy mi amor.

DOÑA PITO PITURRA: Está claro que tu gusto y mi gusto no se gustan.

MI GUSTO Y SU GUSTO NO SE GUSTAN (Cristina, 4ºB)

Si su gusto gustara del gusto que gusta mi gusto,

mi gusto también gustaría del gusto que gusta su gusto.

Pero como su gusto no gusta del gusto que gusta mi gusto,

mi gusto no gusta del gusto que gusta su gusto.

DOÑA PITO PITURRA: Además, te voy a decir a ti, Vito Manué, que si quieres ser un buen marido, tienes que saber muchos idiomas, y te digo yo que tú no sabe inglé.

TÚ NO SABE INGLÉ (Jonathan, 4º A)

Con tanto inglé que tú sabía, Vito Manué, con tanto inglé, no sabe ahora decir: ye.

La mericana te buca, y tú le tiene que huir: tu inglé era detrái guan, detrái guan y guan tu tri…

Vito Manué, tú no sabe inglé, tú no sabe inglé, tú no sabe inglé.

No te enamore más nunca, Vito Manué, si no sabe inglé, ¡si no sabe inglé!

VICTOR MANUEL: (enojado) ¡Yo sí se inglés! Y para demostrártelo, voy a cantar con mi tripulación una hermosa canción.

CANCIÓN EN INGLÉS: ANIMAL FAMILIES

Animal families aren’t all the same,

it’s fun to learn their special name.

A gaggle of geese, a flock of birds,

a school of dolphins, what funny words!

A zeal of zebras a troop of baboons,

a drove of ponies, trotting over the dunes.

A herd of cattle, a bed of clams,

a litter of kittens, a fall of lambs.

Animal families, aren’t all the same,

it’s fun to learn, their special name.

NARRADOR/A: Como todo capitán que se precie, un pájaro en su hombro debe llevar, porque si no, no es pirata ni es ná.

PAJARITO QUE CANTAS (4ºA)

Pajarito que cantas, en la laguna, no despiertes al niño que está en la cuna.

Pajarito que cantas en el almendro, no despiertes al niño que está durmiendo.

Pajarito que cantas junto a la fuente, cállate, que mi niño no se despierte.

ESTABA LA PÁJARA PINTA (4º B)

Estaba la pájara pinta sentada en el verde limón,

con el pico picaba la hoja, con el pico picaba la flor.

¡Ay, ay, ay, cuánto te adoro! Me arrodillo a los pies de mi amante;

dame una mano, dame la otra, dame un besito para mi boca.

Daré la media vuelta; daré la vuelta entera; daré un pasito atrás y haré una reverencia.

Pero no, pero no, pero no, que me da mucha vergüenza.

Pero sí, pero sí, pero sí, que yo te quiero a ti.

NARRADOR/A: Y este barco, diferente a todos los que surcan los mares, nos muestra que no sólo tiene pájaros, sino también otros animales.

EL LOBITO BUENO (Rocío, 4º B)

Érase una vez un lobito bueno al que maltrataban todos los corderos.

Y había también un príncipe malo, una bruja hermosa y un pirata honrado.

Todas esas cosas había, una vez. Cuando yo soñaba un mundo al revés.

PATITOS (Anthony, 4ºA)

Patitos al sol… el sauce los libra de la insolación.

El patito padre –todo un campeón- ordena severo:

Patitos al agua, que empieza la clase de natación…!

UNA CABRA PERLÉTICA (Brandon, 4º B)

Por ese monte arriba va una cabra ética, perlética, perleticuda, mochicalva y hocicuda.

Si esta cabra no fuera ética, perlética, perleticuda, mochicalva y hocicuda,

no tendría los hijitos éticos, perléticos, perleticudos, mochicalvos y hocicudos.

EL PERRO Y EL COCODRILO (Indiana, 4º A)

Bebiendo un Perro en el Nilo al mismo tiempo corría.

-Bebe quieto- le decía un taimado Cocodrilo.

Díjole el Perro prudente:

-Dañoso es beber y andar; pero ¿es sano el aguardar a que me claves el diente?

¡Oh qué docto perro viejo!

Yo venero su sentir en esto de no seguir del enemigo el consejo.

LA GALLINITA (Laura y Alejandro, 4º B)

La gallinita, en el gallinero, dice a su amiga:

-Cuánto te quiero.

Gallinita rubia llorará luego, ahora canta:

-Aquí te espero…

Aquí te espero, poniendo un huevo, me dio la tos y puse dos.

Pensé en mi ama.

¡Qué pobre es! Me dio penita… ¡y puse tres!

Como tardaste, esperé un rato poniendo huevos, ¡y puse cuatro!

Mi ama me vende a doña Luz.

¡Yo con arroz! ¡qué ingratitud!

EL BURRO EN LA ESCUELA (Jose y Lucía, 4ºB)

Una y una, dos. Dos y una, seis.

El pobre burrito contaba al revés.

-¡No se lo sabe!

-Sí me lo sé.

-¡Usted nunca estudia! Dígame, ¿por qué?

-Cuando voy a casa no puedo estudiar; mi amo es muy pobre, hay que trabajar.

Trabajo en la noria todo el santo día. ¡No me llame burro, profesora mía!

ADIVINANZA DE LOS PATITOS (Omar, 4º A)

El patito tito-to, la patita tita-ta,

van nadando dando-do por el agua agua-gua.

La patita y el patito se han casado esta mañana

y a la boda han asistido sólo un pato y cinco patas.

¿Cuántos eran? ¿Cuántos son? ¡Un patito y una pata!: ¡sólo dos!

DOÑA PITO PITURRA: Hija mía, ¿te acuerdas de Don Diego?, ¿recuerdas que bebía los mares por ti?, ¿Por qué no le das una oportunidad, que es de familia noble?

CAROLINA: Ya sabe madre, que nunca me ha gustado, pues además de ser malvado, siempre me ha menospreciado, por lo que de él, nada quiero saber.

DON DIEGO (Álvaro, 4º B)

Don dondiego no tiene don, don.

Don dondiego de nieve y de fuego; don, din, don, que no tenéis don.

Ábrete de noche, ciérrate de día, cuida no te corte la tía María, pues no tenéis don.

Don dondiego, que al sol estáis ciego; don, din, don, que no tenéis don.

CAROLINA: y para que te quede claro madre, te van a decir unos amigos, lo que me gustaría decir a mí, y ellos dicen de mi parte.

UN DICHO MUY REDICHO (Adrián Méndez, 4º A)

Me han dicho que has dicho un dicho, un dicho que he dicho yo;

ese dicho que te han dicho que yo he dicho, no lo he dicho;

y si yo lo hubiera dicho, estaría muy bien dicho por haberlo dicho yo.

COMO POCO COCO (Florencio, 4º B)

Compadre, cómprame un coco. Compadre, no compro coco,

porque como poco coco como, poco coco compro.

CAROLINA: Ahora madre, te voy a demostrar lo inteligente y listo que es mi Víctor Manuel, y lo poco perspicaz que es Don Diego.

ADIVINANZAS (Kevin y Gemma, 4º A)

El burro la lleva a cuestas, metida está en el baúl,

yo no la tuve jamás y siempre la tienes tú.

VICTOR MANUEL: (letra u).

En las manos de las damas siempre estoy metido;

 unas veces estirado y otras veces encogido.

VICTOR MANUEL: (el abanico).

En medio del cielo estoy sin ser lucero ni estrella,

sin ser sol ni luna bella; ¿a ver si aciertas quién soy?

VICTOR MANUEL: (la letra e).

Tiene dientes y no come, tiene cabeza y no es hombre

VICTOR MANUEL: (el ajo).

Paso por el fuego y no me quemo; paso por el río y no me mojo

VICTOR MANUEL: (sombra).

Te la digo, te la digo, y te la vuelvo a repetir,

te la digo veinte veces y n la sabes decir

VICTOR MANUEL: (tela).

Tengo cabeza de hierro y mi cuerpo es de madera,

al que yo le piso un dedo menudo grito que pega

VICTOR MANUEL: (martillo).

¿Qué es, qué es, que te da en la cara y no lo ves?

VICTOR MANUEL: (viento).

CAROLINA: Ha quedado demostrado, madre, que Victor Manuel es muy inteligente, por lo que, como podrás entender, prefiero quedarme con él.

DOÑA PITO PITURRA: (enfadada) haz lo que quieras hija, pero si lo supiera tu padre, que en paz descanse, tan enfadada como yo, estaría también él.

CAROLINA: Madre, yo sólo veo una solución.

NARRADOR/A: cuchichea en el oído con su madre, que se va emocionando, porque al final es la madre, quien a Don Diego enamora.

NARRADOR/A: Todos felices y contentos, se van a la plazuela, a bailar un hermoso baile, en honor a la pareja.

CANCIÓN (MariCielo, 4º A)

En el agua del arroyo la estrella se está bañando.

-Báñate, estrella, en el mar.

-No, que las conchas del fondo me podrían secuestrar.

- Báñate, estrella, en el río.

- Yo no me baño en el río, que están los juncos pescando lágrimas para el rocío.

BALADA DE LA PLACETA (4º A y B)

Cantan los niños en la noche quieta: ¡Arroyo claro, fuente serena!

¿Qué tiene tu divino corazón en fiesta?

Un doblar de campanas perdidas en la niebla.

Ya nos dejas cantando en la plazuela. ¡Arroyo claro, fuente serena!

¿Qué tienes en tus manos de primavera?

Una rosa de sangre y una azucena.

Mójalas en el agua de la canción añeja. ¡Arroyo claro, fuente serena!

¿Qué sientes en tu boca roja y sedienta?

El sabor de los huesos de mi gran calavera.

Bebe el agua tranquila de la canción añeja. ¡Arroyo claro, fuente serena!

¡Voy en busca de magos y de princesas!

¿Quién te enseñó el camino de los poetas?

La fuente y el arroyo de la canción añeja.

¿Te vas lejos, muy lejos del mar y de la tierra?

Se ha llenado de luces mi corazón de seda,

de campanas perdidas, de lirios y de abejas.

Y yo me iré muy lejos, más allá de esas sierras,

más allá de los mares, cerca de las estrellas,

para pedirle a Cristo Señor que me devuelva

mi alma antigua de niño, madura de leyendas,

con el gorro de plumas y el sable de madera.

Ya nos dejas cantando en la plazuela. ¡Arroyo claro, fuente serena!

NARRADOR/A: Para este final de historia, Victor Manuel se empezó a despertar, encontrándose mejor, de su fiebre con sarampión.

LAS OVEJAS DEL SUEÑO (José María, 4º B)

Por llamar al sueño conté veinte ovejas:

seis patilargas, cinco patituertas,

cuatro paticortas, y tres patinegras,

un tierno cordero y una oveja vieja.

Saltan por la cama, muerden la moqueta,

bala que te bala. ¡Aquí no hay quien duerma!

NARRADOR/A: Víctor Manuel se despertó y vio que se encontraba mejor, por lo que decidió salir un rato a la calle, ya que hacía muy buen día.

COLORES (Alejandro y Kenny, 4º A)

¡Qué hermosos están los cielos!

¡Qué bonita la mañana!

¡Cuánta frescura en el campo!

¡Cuánta alegría en el agua!

Corre, corre, mi caballo, por la veredita blanca,

que bien sabes el camino donde te guían mis ansias.

No te pares junto al bosque, ni en las frescas enramadas,

hijas del arroyo claro que de la colina baja.

Sigue, sigue por la senda que a los dos lados derrama

campos verdes con adornos de amapolas coloradas.

Ya pasas los olivares… Ya la vereda se acaba…

Ya entre las hojas tejidas de lejos se ve la casa.

¡Qué hermosos están los cielos!

¡Qué bonita la mañana!

¡Cuánta frescura en el campo!

¡Cuánta alegría en el agua!

NARRADOR/A: Para finalizar, os vamos a contar, unas lecciones que tenéis que llevar.

UNA LECCIÓN PARA EL SABIO (Juliana, 4º B)

Cuentan de un sabio que un día tan pobre y mísero estaba,

que sólo se sustentaba de unas hierbas que cogía.

-¿Habrá otro-entre sí decía- más pobre y triste que yo?

Y cuando el rostro volvió halló la respuesta, viendo

que iba otro sabio cogiendo las hojas que él arrojó.

GRANDES VERDADES (Ángela, 4º B)

El día que yo nací dijo una verdad mi abuela;

esta niña ha de vivir hasta el día que se muera.

Anteanoche y anoche y esta mañana,

antes de levantarme estaba en cama.

Esto sería que antes de levantarme me acostaría.

No hay comentarios:

Publicar un comentario